splash1
ballenera_hoy

Productos Derivados de la Industria Ballenera

Afiche CORFO, Productos Derivados de la BallenaLa cacería de ballenas y su faenamiento en Chile estuvo mayormente enfocada a la producción de aceites, harina de carne, harina de huesos y finalmente carne. Esta situación se debió principalmente a que la especie más extraída en Chile fue el cachalote, que se destinaba exclusivamente a la producción de aceites, derivados y subproductos; el consumo de carne nunca logró tener una marcada presencia en el mercado nacional, debido a problemas objetivos (dificultad para su preservación y cocina) y apreciaciones subjetivas (la carne de ballena era considerada de segunda categoría), empleándose preferentemente para el consumo humano la carne del lomo de la ballena de aleta o finebaque. Sólo durante las últimas tres temporadas de operación de la planta de Quintay (1964-1967), en que se trabajó en conjunto con la empresa japonesa Nitto Whaling Co. que aportó tres modernos barcos cazadores, la producción de carne de ballena cobró importancia, exportándose en 1965 un máximo de nueve mil toneladas de carne a Japón. El proceso al cual se sometía al animal dependía por tanto Carne de Ballenade la especie y el fin al que se destinaría. Del tejido adiposo del animal se extraía el 45% del aceite, de la carne el 30% y de los huesos 25%. Las ballenas de barba podían producir entre 5 mil a 12 mil litros de aceite, y en un cachalote la producción de aceite variaba entre 3 mil y 8 mil litros. El aceite obtenido se clasificaba en cinco grados de pureza (0, 1, 2, 3 y 4), dependiendo de la temperatura a la cual eran extraídos, siendo el cero el más puro, y de la fuente u origen del aceite: el 0 y el 1 eran extraídos de la grasa, el 2 de la carne y de los residuos de la grasa subcutánea, el 3 de los huesos y el 4 de la cocción de los residuos.

Con los restos de carne que son obtenidos de la cocción se elaboraba la harina de carne que se empleaba para la producción de alimento para ganado, aves y animales domésticos. Se estimaba que por cada 5,45 kilos de carne de ballena se obtenía 1 kilo de harina de carne.

Los huesos ya molidos eran empleados, una vez que se había extraído el aceite, para la producción de cola de carpintero con los últimos residuos orgánicos y harina de huesos que servía de abono, por su alto contenido fósforo y nitrógeno.

La producción de la carne requería de tomar una serie de cuidados adicionales en el momento de la cacería y se empleaba principalmente la carne de ballena de aleta o finebaque (finback). No se debía arponear al animalProductos de la INDUS en 1951 en el lomo; enfriar al animal por la apertura de la cavidad abdominal entre el ano y el diafragma, desangrado por el corte de las arterias carótidas y las venas yugulares; y lo más importante: procesarla rápidamente, no más de 17 horas después de su captura.

En la planta de Quintay el trabajo se desarrollaba en tres turnos de ocho horas. Los principales productos elaborados en Quintay eran: aceite de ballena, jabones industriales y de baño, detergente en polvo, abonos, harina de carne para la elaboración de alimento para animales de cría, carne para consumo humano, principalmente de ballena finback o de aleta, pegamento y abono de los huesos molidos.