splash1
ballenera_hoy

INDUS y La Ballenera

INDUS BFLa escasez de materia prima a nivel nacional hace que el año 1936 la Empresa decida dedicarse a la cacería de ballenas para poder suplir su demanda de aceite animal, adquiriendo sus primeros buques a la Compañía de Pesca Chile-Noruega, propiedad del pionero de la industria ballenera nacional, el capitán Adolfo Andresen. Durante una primera etapa se dedicaron a la caza y procesamiento de los animales en alta mar, empleando el buque factoría Presidente Alessandri, y luego el buque factoría INDUS B/F (ex Cóndor), pero el año 1939 abandonan esta modalidad, para empezar en 1943 a operar la planta terrestre de caleta Quintay. En el momento de su inauguración se llegó incluso a aventurar que estas instalaciones convertirían a Quintay en una ciudad industrial y que de caleta pasaría a ser un puerto, desde donde saldrían al exterior los vapores cargados con el aceite de ballena producido en Chile.

En su momento de máxima productividad (década del 50) su operación correspondía casi a un 2% de las capturas de ballenas y un 1% de la elaboración de aceite a nivel mundial, siendo todo destinado al mercado nacional. Las principales presas que atrapaban correspondían a la ballena de aleta o finback o finebaque (Balaenoptera physalus) y ballena de esperma o cachalote (Physeter macrocephalus).

Ballenera Quintay 1945En 1956 la empresa inaugura la planta El Molle en Iquique, que fue considerada la mayor y más moderna de toda la costa del Pacífico Sur Oriental, y a ella se destina la mitad de la flota de cazadores disponibles a esa fecha, lo que permitiría a la empresa superar las 2000 ballenas cazadas al año. Esta planta operaría hasta 1965.

A mediados de la década del 60, la situación de la explotación ballenera a nivel nacional había cambiado radicalmente. A las posibles restricciones a nivel mundial a la cacería del cachalote, principal materia prima de la empresa, se sumó la necesidad de renovar la flota de cazadores, algunos de ellos con más de 20 años de operación, pero el incierto futuro de la pesquería (en 1964 Inglaterra y Holanda habían dejado de enviar flotas a la antártica) desaconsejó realizar esta cuantiosa inversión y la Compañía decide asociarse con la empresa japonesa Nitto Whaling Co. para la operación conjunta de la planta de Quintay. Entre 1964 y 1967 los japoneses aportaron tres modernos buques cazadores de ballena y un buque frigorífico, que junto a los INDUS 18 y 19 se dedicaron con mayor énfasis a la captura de ballenas de barba, desde las que se extraía la carne para el mercado nipón y el grueso de la captura se procesaba para la extracción del aceite para el mercado nacional.

En 1967 se termina el convenio con la empresa japonesa y la planta de Quintay, tras 24 años de operación continua, cierra para siempre y con ella también termina el capítulo ballenero de la Compañía INDUS. Pero la historia de la Compañía se extendería por casi 20 años más dedicada a la producción de aceites y alimentos con marcas ampliamente conocidas en el mercado nacional, como la margarina Dorina y detergentes como OMO, en conjunto con la multinacional UNILEVER.